Músicas de más acá y más allá

domingo, 21 de marzo de 2010

Las huellas de la historia



Lo que más llama la atención en Praga principalmente es la presencia de la historia, algo que impacta por su grandiosidad, su huella en el tiempo y su estética que conforma una ciudad medieval. Obras monumentales que constatan la iniciativa de grandes emperadores, en este caso dos; uno Carlos IV y otro Rodolfo II, a caballo entre el s. XIV y el s. XVII, ambos también reyes de Bohemia (que englobaba a Praga también). Grandes figuras de su tiempo rodearon a ambos reyes, los cuales se sirvieron de sus oficios y estudios para marcar Praga desde entonces hasta hoy. Figuras como el astrólogo protestante Kepler y el danés Tycho Brahe, o el artista italiano Arcimboldo, así como también el arquitecto Peter Parler.
El Puente de Carlos hasta el s. XIX llamado el Puente de Piedra, impresiona por su ubicación y sus vistas a ambos lados del río, franqueados por dos torres. Con Carlos IV se construyó tan solo lo que es el puente y las 30 esculturas se añadieron en el s. XIX. Este puente puede ser enunciado 135797531, conforme a una sucesión ascendente y descendente de números impares, de acuerdo a 1357 año en que se comenzó su construcción, 97 por el día 9 de julio y 531 como las 5:31, la hora fijada por astrónomos a Carlos IV para la ubicación de la primera piedra. Entre las esculturas podemos ver a San Juan Nepumoceno, San Agustín, San Francisco de Asís, San Weceslao, San Vito, etc. Actualmente está en obras debido a las inundaciones del año 2002. Arcimboldo es conocido por sus pinturas manieristas de rostros humanos a partir de flores, animales, frutas, plantas, objetos, etc. También realizo en sus comienzos obras religiosas así como posteriormente pinturas invertidas. Influenciará a los surrealistas, especialmente a Dalí, quien organizó una exposición en Viena titulada, El efecto Arcimboldo. Trabajó para el reino de Bohemia desde 1576 hasta 1612, bajo Rodolfo II. Retrató al emperador en "Vertumnus" (Verano), donde todos los frutos y flores representados en el cuadro, eran propios de la estación del verano en el siglo XVI. Suplantó en la corte a Juanelo Turriano, ingeniero e inventor italo-español, quien fue nombrado Relojero de Corte por Carlos I de España a quien regaló el famoso Cristalino, reloj astronómico que le hizo ser conocido en su época, en el cual fue capaz de indicar la posición de los astros en cada minuto con objeto de interpretaciones astrológicas.
Conocido por su obra el Artificio de Toledo, una máquina hidráulica que conseguía llevar el agua del río Tajo hasta el Alcázar, situado a casi 100 metros por encima del cauce del río. Basado en el uso de la propia energía hidráulica del río Tajo, constaba de gran cantidad de "cucharas" o "brazos de madera", engranados de modo ingenioso, que se iban pasando el agua los unos a los otros, en altura creciente, de tal manera que podía elevar gran cantidad del agua salvando el desnivel.

Los inventos (relojes), experimentos diversos (máquinas en perpetuo movimiento) y aparatos mecánicos (autómatas) impresionaron al joven Rodolfo II durante su estancia en la corte de su tío, el rey español Felipe II. Durante su estancia en Praga dedicó gran parte a excentricidades como, coleccionar monedas, piedras preciosas, gigantes y enanos con los cuales formó un regimiento de soldados. Fue mecenas de las artes y las ciencias, bajo su reinado fueron nombrados Matemáticos Imperiales el danés Tycho Brahe (quien instaló en el castillo de Benatek, cerca de Praga, su observatorio desde 1599 hasta su fallecimiento en 1601) y el alemán Johannes Kepler (1601-1612): este último publicaría las famosas tablas astronómicas Tabulae Rudophinae (Tablas Rudolfinas, 1627), basadas por completo en el trabajo observacional de Brahe y llamadas así en honor del emperador. Durante esta época ya existía en Praga su famoso reloj astronómico, de época medieval. La parte más antigua del Reloj es el mecanismo del cuadrante astronómico que data de 1410, cuando fue construido por el relojero Nicolás de Kadan y por Jan Šindel profesor de matemáticas y astronomía de la Universidad Carolina de Praga. Sucesivamente, alrededor de 1490, fueron añadidos el calendario y las esculturas góticas que decoran la fachada. El Reloj se paró varias veces a partir del 1552, y tuvo que ser reparado tantas veces como fallos tuvo. la reparación de 1552 fue realizada por Jan Taborský, quien escribió un informe en el cual menciona al maestro relojero Hanuš como diseñador del reloj, cuestión que se demostró ser falsa en el siglo XX. En el siglo XVII se añadieron las estatuas móviles de los laterales del cuadrante astronómico. Las estatuas en madera de los apóstoles fueron añadidas durante la reparación de 1865-1866.
video
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada